Blog - Parque Del Recuerdo - Camposanto Católico

blog.parquedelrecuerdo.org

¡El amor verdadero nunca termina!

El ser humano lleva impregnado en su corazón la huella del amor verdadero. El hombre es la única criatura que Dios ha amado por sí misma y solo puede encontrar su plenitud en la entrega de sí mismo a los demás. Hemos sido hechos por amor y para el amor.

El amor no es solo un sentimiento pasajero, sino que es una decisión que requiere de nuestra libertad humana y que se puede vivir y expresar de diferentes maneras de acuerdo a las diversas etapas y contextos de la vida.

Por ejemplo cuando llegas cansado del trabajo y tus hijos pequeños te piden jugar con ellos, o cuando el hermano mayor tiene que ayudar al hermano menor a hacer las tareas un Domingo en la noche, cuando escuchas al abuelo repetir una y otra vez la misma historia que lo hace feliz. Cada una de estas acciones son producto de tu decisión de amar y entregarte a los demás, que va más allá de si te sientes cansado o aburrido.

Es así que nuestra capacidad de amar se puede ir acrecentando en cada una de las etapas de nuestras vidas hasta traspasar la muerte. En esta etapa, tendremos otras maneras de expresar nuestro amor al ser querido que ha partido, ya sea haciendo honor a su legado poniendo en práctica sus enseñanzas, ofreciéndole nuestros esfuerzos por ser mejores y perpetuar así su legado o con nuestra oración por su alma que nos reconforta y da esperanza.

Recordemos que cuando el amor es verdadero nunca se termina, el lugar de esa persona es irremplazable y su recuerdo siempre ocupará un lugar muy especial en nuestro corazón.

  • Cancelar