facebook

Blog - Parque Del Recuerdo - Camposanto Católico

blog.parquedelrecuerdo.org

a-DIOS

Todo es de Dios y para Dios, es una verdad que debemos recordar en los momentos difíciles. La partida de las personas que amamos es una despedida pasajera que nos genera un profundo dolor en el que Dios nos sostiene. Una manera de poder aliviar nuestra pena es ofrecerle al Señor este sufrimiento sabiendo que él nos acompaña. El dolor no desaparecerá prontamente pero la esperanza en la Resurrección y el sabernos sostenidos Dios Amor nos da consuelo y alivio.

Entregar nuestro dolor con amor a nuestro Señor puede aliviar nuestra mente y corazón. Y es que, si le entregamos todo a Jesús, incluso nuestra pena, nuestra realidad crecerá de esperanza y fe.

“Y Jesús dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente” (Mateo22:37) entregar todo a nuestro Padre no nos debilita, nos fortalece, nos da luz en oscuridad, nos da paz. El sufrimiento quizás no disminuya, pero tu corazón habrá empezado un proceso de curación, de aceptación.

¿Cómo empezar a entregarle todo a Dios y decirle adiós a la desesperanza?

  1. “y todo cuanto hagáis, de palabra y de boca, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por su medio a Dios Padre" (Col 3, 17)
  2. Sonríe un poco, aunque cueste, recuerda que cuando uno entrega algo a Dios lo hace con amor.
  3. Cada vez que sientas tristeza y dolor por la perdida, recuerda que no estás solo o sola, Jesús sabe lo que sientes, te acompaña, te consuela, aprende a escucharlo en tu oración, la meditación bíblica, a través de tus familiares y amigos.
  4. Ora, por la persona que se fue y haz que su legado viva siempre.

  • Cancelar