Blog - Parque Del Recuerdo - Camposanto Católico

blog.parquedelrecuerdo.org

La Alegría de la Navidad

En estas fechas, junto al gran deseo de los cristianos, de amar a Aquel niño que nace, surge incluso en quienes no son creyentes, un deseo de ser solidarios y de hacer felices a los demás. Se vive una fiesta de amor, un tiempo de alegría. 

Pero ¿es la alegría de la Navidad pasajera, momentánea, sólo para vivirla durante estas fechas?   Nos dice el Papa Francisco: “La Alegría de la Navidad es una alegría serena, tranquila, una alegría que acompaña siempre al cristiano. Incluso en los momentos difíciles, esta alegría se convierte en paz”

En Navidad, Dios nos muestra quiénes somos con una ternura infinita. A través de este niño, nuestro Padre también nos muestra su corazón: bueno, noble, puro, sencillo y solidario. ¡Y con esto nos sigue enseñando a confiar en el gran amor que nos tiene!

Por esto la alegría de la Navidad no es pasajera, sino que es una alegría que, si bien se vive con mucha intensidad en este tiempo, sostiene nuestra vida en todo momento, pues proviene del amor de Dios, que no acaba nunca.

Si estamos viviendo un tiempo de duelo en estos días, pidamos a Dios que nos ayude a fortalecer nuestra esperanza y recordemos que Jesús nos quiere ofrecer una alegría que nadie nos podrá quitar; aun en los momentos más duros y difíciles como nos enseña el Papa Francisco recordando la cita de la Ascensión del Señor sobre los discípulos: “¡regresaron felices, llenos de alegría. ¡Esa alegría de saber que nuestra humanidad ha entrado en el Cielo, por primera vez!”

Texto basado en el Camino Hacia Dios #252

 

 

  • Cancelar