Blog - Parque Del Recuerdo - Camposanto Católico

blog.parquedelrecuerdo.org

La enfermedad nunca tendrá la última palabra.

A veces hay situaciones que resultan difíciles de experimentar y no sabemos cómo
sobrellevarlos. Uno de ellos es la noticia de una enfermedad terminal de algún familiar o
amigo, y muchas veces, las personas que acompañan en este proceso pasan por las
mismas fases que el enfermo (negación, rabia, tristeza, etc).
Ante el dolor todos reaccionamos de maneras diferentes. Con un diagnóstico médico
desolador algunos necesitan inmediatamente cercanía de su entorno familiar, de pares. Y
en otros casos se requiere de unos días o semanas para estar con los más cercanos,
llorar, tratar de comprender y buscar respuestas que ante el sufrimiento son difíciles de
encontrar.
¿Cómo podemos acompañar a una persona enferma?
1. Intenta ponerte en contacto con ella.
2. Acompaña con amor: Incluso sin hablar con un abrazo o una caricia.
3. Pregunta si quiere hacer una oración y hazla junto con ella.
4. Hazle sentir tu presencia y cercanía.
Dios quiere sanar siempre y quiere sanarnos a todos. De eso no hay duda. Dios no
discrimina en amor, Él ama. Es evidente que algún día tendremos que partir a la casa del
Padre, pero Dios quiere que partamos a la casa del Padre, con el alma y el espíritu santo,
no quiere que ninguno se pierda; su amor sana.
Recuerda que “Dios no ha venido a suprimir el dolor, sino que ha venido a colmarlo de su
presencia” (Paul Claudel)

  • Cancelar