Blog - Parque Del Recuerdo - Camposanto Católico

blog.parquedelrecuerdo.org

Momentos que pasamos por alto pero son muy importantes.

Hay situaciones en las que ignoramos detalles que son importantes para alimentar el amor. Para entenderlo mejor, pongámoslo en un ejemplo; “en el riego por goteo, la administración de agua se centra más y es más frecuente que otros métodos”. Así se alimenta el amor, poco a poco, en cada detalle, momento o tiempo que nuestros seres queridos nos dedican y solo así se construirá un amor sólido.

A continuación te damos algunos ejemplos:

  •  El dibujo hecho de trazos por tu hijo(a).

Podrías creer que es un simple garabato o un dibujo más, pero para los niños es muy importante recibir la atención de sus padres y más en una etapa de aprendizaje.

  •  Las conversaciones de un domingo en familia.

Debemos procurar que el poco tiempo que tenemos, sea de calidad y dejar de estar tan al pendientes de los aparatos tecnológicos. Ya sabes, desconéctate para conectar.

  • Tener vergüenza de demostrar afecto

Rompe el hielo y sin motivo dales un abrazo y sonrisa a tus padres, hijos, sobrinos, hermanos; a cada uno cuando tengas la oportunidad. Ten presente que el lenguaje corporal dice mucho más que una palabra.

  • Hacerse el desentendido cuando ves a un familiar ocupado en los quehaceres del hogar.

Colosenses 3:23 nos enseña: “Y todo lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”. El cuidado de tu hogar debe ser hecho para el Señor. Recuerda que la empatía es fundamental con los nuestros.

  • No escucharlos detenidamente cuando nos cuentan cómo fue su día.

Si lo hace es porque necesita ser escuchado(a) y tu presencia es valorada; el amor es entregar, escuchar y valorar.

  • Enojarse porque dio una visita repentina sin avisar por mensaje.

Demuestra tu hospitalidad, amor y fortalece los lazos. En un mundo tan globalizado tenemos menos tiempo de ver a los nuestros, y cuando lo tengamos, no hay que desaprovecharlo.

  • Huir de las peleas con tu pareja

La ira es nuestro enemigo, recuerda que lo fundamental es la comunicación de pareja y fe en nuestro Señor que hará que el amor triunfe.

Estas líneas nos ayudan a despertar, a tomar conciencia para valorar y amar a nuestros seres queridos. Nunca nos quedemos con el “Que hubiera pasado”, tomemos tiendas y apreciemos lo que tenemos, ya que las grandezas de la vida -que nadie lo dude- están sumidas en los pequeños detalles.


 

  • Cancelar